Más allá de mis Creencias

Aprende a ser lo que creas que debes ser, no lo que te han hecho creer desde pequeño. ¡Libérate!

Las creencias funcionan en nuestra vida como un mandato. Muchas de ellas son instaladas en nuestra primera infancia, principalmente de los cero a los siete años, por nuestros padres, profesores y amigos, entre muchos otros.

Asimismo, constituyen el parteaguas de cómo estamos formados, qué somos, cómo actuamos, hacia dónde nos dirigimos y qué podemos o no lograr en la vida, pues de las creencias partimos hacia todo lo que hacemos.

De acuerdo con los teóricos de la Programación Neuro-Lingüística, una creencia es “una generalización que hacemos de nuestro mapa del mundo o sobre la relación existente entre nuestras experiencias”.

Las creencias también representan uno de los marcos de referencia más amplios para el comportamiento o las actitudes que tenemos. Cuando tú crees en algo, te comportas de modo congruente con eso que crees.

Todos tenemos creencias que nos sirven como recursos, y también otras que nos limitan e impiden avanzar. Pueden moldear, influir e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, salud, creatividad, la forma en que nos relacionamos, y hasta qué tan plenas y exitosos podemos llegar a ser.

¿Cómo se instalan?

La mayor parte de las creencias se graban de forma inconsciente y también las adoptamos a través de dichos populares o refranes que escuchamos en casa siendo pequeños, o mediante palabras que adquirieron un valor y peso significativo en cierto contexto de nuestras vidas.

Una creencia clásica es la de la gripe: “Si te mojas, te va a dar gripe”. Aquí el inconsciente asocia: mojar = gripe, lo que se convierte en una conducta congruente con esa creencia. Así, cada vez que te mojas fuera de casa, te agripas y eso le enseñó tu abuelita a tu madre y tu madre a ti y seguro tú se lo enseñarás de igual forma a tus hijos.

Cuando tengamos una creencia limitante y absurda, debemos preguntarnos, ¿por qué creo esto o por qué no lo estoy haciendo tal cosa, o qué me impide realizarla?

Todas las creencias tienen un peso significativo en nuestro medio ambiente, conductas, capacidades y hasta en nuestra identidad. Por ejemplo, si te dijeron de pequeño: ‘‘¡no sirves para nada!’’, porque en algún momento hiciste algo mal o se enojaron mucho tus padres, esa creencia quedó instalada en ti como un factor que limitará tu forma de actuar en algún momento de tu vida presente y futura.

Asimismo, si tus padres te dijeron: “tú eres el mejor”, también actuarás en consecuencia, siendo un triunfador.

De aquí se desprende la importancia de que madres y padres dejen de etiquetar a sus hijos y los respeten con sus estructuras, capacidades e identidades, viéndolas como si ya fueran exitosos en lo que emprenden, para expandir sus creencias de seguridad y autoestima.

Un día, una alumna llamada Ángeles me confesó que se sentía inutilizada acerca de cómo decidir lo mejor para ella en el futuro. Rastreando encontramos que todo el tiempo escuchaba a su lado izquierdo la voz de mamá que le decía, claro y fuerte: ‘‘¡Tú tienes la culpa por no fijarte!’’, todo derivado de que a los siete años ella pasó cerca de unas cazuelas que vendían en el mercado y rompió una. Su mamá se enojó y le gritó furiosa: “¡Tú tuviste la culpa por no fijarte!”. Parece una bobada, pero en su adultez ella todavía seguía oyendo esa voz y se sentía insegura y culpable para tomar decisiones cruciales con su vida.

Afortunadamente, Ángeles cambió esta creencia por una de seguridad. La primera buena decisión que tomó fue estudiar diseño gráfico, algo que siempre le había gustado.

Cuando yo sé que me puedo crear, yo decido con responsabilidad cómo me quiero crear y no soy más quien me dijeron que era. Aquí  lo maravilloso es que tengo la oportunidad de cambiar cuando me hago consciente de mis creencias y me asumo como el co-creador y co-creadora de mi realidad.

Lo importante de lo que decidas creer, es que esto vaya de acuerdo con tus valores, que sea congruente contigo y que te permita avanzar. Recuerda que donde ponemos nuestras creencias, ponemos nuestra fe y  siempre van a funcionar en el momento en que decidamos que actúen.

Próxima Certificación en PNL Julio de 2017. Informes: contacto@pnlmexico.com.mx .

953total visits,6visits today